Huesos más sanos con hábitos saludables

Compártelo en:

Cuando se es joven, el cuerpo produce tejido óseo con mayor facilidad, en especial, frente al desgaste natural de los huesos.

No obstante, con el envejecimiento, este proceso no se hace con tanta rapidez y se pierde densidad ósea, de acuerdo con la información del sitio web de la Clínica Mayo. Seguir estas recomendaciones le pueden ayudar a fortalecer la salud de sus huesos.

  • Consumir una dieta bien balanceada y rica en calcio y vitamina D. Las buenas fuentes incluyen productos lácteos bajos en grasa, bebidas con calcio agregado y pescado. Las frutas y verduras también contribuyen con otros nutrientes que son importantes para la salud ósea.
  • Hacer actividad física. Al igual que los músculos, los huesos se ponen más fuertes con el ejercicio. Las prácticas recomendadas son las rutinas de fortalecimiento y en las que se sostiene el propio peso, como caminar, subir escaleras y levantar pesas.
  • Erradicar malos hábitos. Evitar fumar, así como la ingesta de bebidas alcohólicas.
  • Autocuidado. Las caídas pueden causar la fractura de un hueso, especialmente si se tiene osteoporosis. Sin embargo, la mayoría de estas pueden prevenirse con pautas de seguridad. Revisar su hogar para detectar focos de peligro como alfombras arrugadas o sueltas y una mala iluminación.

Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU.

Le puede interesar: Lo que necesita para tener unos huesos fuertes 

+ leídos

salud de tus dientes
10 hábitos que mejoran la salud de tus dientes
mayo 24, 2024
Dieta vegana
Hazte vegano solo unos días y notarás la diferencia
mayo 20, 2024
Yoga en casa: una disciplina milenaria en tu domicilio
mayo 10, 2024

También te puede interesar

Las glándulas salivales de la boca producen entre 1 y 2 litros de saliva al día. Si esta no existiera,...
Las náuseas y el vómito aparecen principalmente como un mecanismo protector para expulsar alguna sustancia nociva ingerida.
El uso frecuente de tapabocas también ha producido el aumento de algunas condiciones como dermatitis por contacto, alergias o resequedad...