El problema de no coagular

Compártelo en:

La hemofilia es un problema hemorrágico. Las personas con esta enfermedad pueden sangrar durante un período más prolongado tras cortarse o someterse a una cirugía.

Esto quiere decir que la sangre de las personas que la padecen no contiene una cantidad suficiente de factor de coagulación, una proteína en la sangre que controla el sangrado.

Según la Federación Mundial de la Hemofilia, este padecimiento se transmite a través de los genes de la madre y del padre, encargados de portar mensajes acerca de la manera en que las células del organismo se desarrollarán a medida que un bebé va creciendo hasta hacerse adulto, determinando por ejemplo, el color de pelo y de ojos de una persona.

Hematomas extensos, sangrados dentro de los músculos y las articulaciones durante mucho tiempo tras cortarse, sacarse una muela o someterse a una cirugía son algunos de los síntomas de esta enfermedad. Un tratamiento precoz y adecuado le ayudará a los pacientes a disminuir el dolor y el daño a las articulaciones, músculos y órganos. Además, les permitirá una vida saludable.

+ leídos

salud de tus dientes
10 hábitos que mejoran la salud de tus dientes
mayo 24, 2024
Dieta vegana
Hazte vegano solo unos días y notarás la diferencia
mayo 20, 2024
Yoga en casa: una disciplina milenaria en tu domicilio
mayo 10, 2024

También te puede interesar

Los piojos son un problema incómodo para niños y adultos. Cualquier persona se puede infectar.
Ingerir en exceso acetaminofén puede resultar perjudicial para el hígado. Conozca por qué no debe abusar del también llamado paracetamol.
Detectar a tiempo los síntomas de un ictus o accidente cerebrovascular es la forma más efectiva de disminuir la gravedad...