Cuidados básicos de la piel

Compártelo en:

Es fundamental contar con hábitos de higiene en beneficio del cuidado de la piel. Durante el día acumula sebo, polvo, bacterias y contaminación ambiental que podrían afectar su luminosidad. 

El área de dermatología del Hospital La Paz de Madrid enumera los principales errores que cometen las personas con su piel.

  • Acostarse sin limpiar la cara. Es necesario retirar las células muertas que se acumulan en la superficie cada noche, antes de irse a la cama.
  • No usar protector solar. El sol es la principal causa del envejecimiento de la piel y también de enfermedades graves como el melanoma.
  • Manipular las lesiones de acné. Sobre todo las espinillas o granos, pues esto puede causar inflamación e infecciones, dejando como consecuencia una cicatriz.
  • No dormir lo suficiente. En un estudio realizado por la Academia Europea de Dermatología, y en el que se privó de sueño nocturno durante ocho horas a 12 voluntarios, se constató que aparecieron arrugas finas y ojeras en los párpados, hinchazón alrededor de los ojos y pérdida de luminosidad. (Lea también: Hábitos para lograr un sueño reparador )
  • Poco uso del champú. Este elimina la grasa producida por las glándulas sebáceas, donde quedan atrapadas células muertas, suciedad o sustancias de lacas o geles. Estos residuos deben eliminarse por razones que van más allá de lo estético, ya que suponen una importante fuente de microorganismos que puede favorecer infecciones.

+ leídos

salud de tus dientes
10 hábitos que mejoran la salud de tus dientes
mayo 24, 2024
Dieta vegana
Hazte vegano solo unos días y notarás la diferencia
mayo 20, 2024
Yoga en casa: una disciplina milenaria en tu domicilio
mayo 10, 2024

También te puede interesar

Te cuidamos en nuestros nuevos espacios, para el bienestar a la medida de tu personalidad y necesidades. Sabemos que Cuidarte...
Un área de la espalda fundamental para soportar el peso de su tren superior, que puede ser frágil ante esfuerzos...
Factores como el humo externo, antecedentes familiares o enfermedades como obesidad o alergias pueden aumentar el riesgo de padecer asma...