Breves momentos que lo activan

Compártelo en:

La productividad laboral, física y mental aumenta entre más dinámica esté la persona. La invitación es a hacer de las pausas activas un hábito de vida.

Asesora Catalina Mena Terapeuta ocupacional

Una pausa o cambio en la postura tras cada hora de trabajo le hace mucho bien a la salud. Reduce el estrés y la fatiga laboral, evita trastornos musculoesqueléticos, oxigena el cerebro, mejora la concentración y recarga energías.

No es necesario dedicar muchos minutos a estas actividades. El solo hecho de ponerse de pie, dar una pequeña vuelta y cambiar de ambiente es efectivo. (Lea también: Aprender a realizar pausas activas).

Tenga en cuenta:

  • El buen uso de la respiración es clave para ahorrar energía corporal. Recuerde inhalar antes de los esfuerzos y exhalar en el punto más alto de los mismos.
  • Al estar sentado, mantenga la espalda apoyada en el espaldar de su silla, acerque el cuerpo al escritorio, los antebrazos sobre la mesa y use un apoyapies.
  • Al estar de pie, no olvide usar las rodillas como amortiguador al agacharse.

Realizar los siguientes ejercicios beneficia los grupos musculares

Estira la espalda

Sentado en una silla firme, con las manos tocar las piernas y bajar poco a poco hasta alcanzar los pies. Relajar el cuello. Sostener la posición durante 20 segundos.

Frecuencia: 2 veces.

1

Distensiona tronco y brazos

Entrelazar las manos y girarlas de modo que pueda ver las uñas. Estirar los brazos hacia el frente y desplazarlos hacia arriba. Sostener hasta por 30 segundos.

Frecuencia: 2 veces.

2

Alivia los hombros

Con las manos sobre las piernas, inhalar profundamente y hacer círculos con los hombros, llevándolos hacia adelante y luego hacia atrás, mientras exhala el aire.

Frecuencia: 5 veces.

3

Relaja el cuello

Con el brazo derecho rodear la cabeza hasta tocar la oreja del lado izquierda, presionar hacia el lado del brazo y sostener 20 segundos. Repetir el proceso sobre el lado contrario.

Frecuencia: 1 vez en cada lado.

4

Activa las piernas

Mientras permanece sentado en posición recta, alzar una de las piernas y cruzarla sobre el muslo contrario. Sostener en esta posición de 20 a 30 segundos.

Frecuencia: 1 vez, en cada lado.

5

+ leídos

Lactancia materna
7 mitos sobre la lactancia materna
febrero 27, 2024
Apego emocional
Seguro o inseguro: así puede ser tu apego emocional
febrero 20, 2024
Cáncer infantil
Prevenir el cáncer infantil: un desafío colectivo para que niños, niñas y adolescentes puedan cumplir sus sueños
febrero 8, 2024

También te puede interesar

Como adultos somos unos de los mayores modelos de conducta para los más pequeños. Ayúdelos a crear un estilo de...
Cualquier cambio en el estilo de vida es un ejercicio diario que va en beneficio de la salud. Los cambios...
Estos análisis son esenciales por prevención y para que el médico logre un buen diagnóstico, monitoreo y garantice la salud...