Actúe frente a una crisis de pánico

Compártelo en:

Cuando una crisis de ansiedad se presenta en más de una ocasión es cuando se le denomina como trastorno de ansiedad. Lo adecuado es que la persona acuda a un psiquiatra para hacerle seguimiento a su caso.

Según la psiquiatra Lina Escobar Gómez, durante la crisis le afloran a la persona fuertes sentimientos de angustia asociados a pensar que se va a morir, perder el control o enloquecer, además de palpitaciones rápidas, dolores en el pecho, vértigo, inestabilidad, sofoco, entre otros. Una situación que puede manejarse, siempre y cuando, el paciente esté familiarizado con el tema, tome medidas de relajación y acuda a técnicas de respiración lentas y profundas.

Está claro, además, que ningún ser humano sufrirá un infarto al momento del episodio, aunque los síntomas se le parezcan. “Después de una crisis, el paciente vivirá con una preocupación constante de que le vuelva a ocurrir dicha situación, una razón más por la que asumir un seguimiento al caso y, si se requiere, un tratamiento farmacológico, son la mejor opción para evitar que afecte su calidad de vida”, agregó Escobar Gómez.

Los síntomas de los ataques de pánico se presentan intempestivamente, sin causa alguna aparente. Sin embargo, “el 50% de los casos está asociado a factores genéticos”, puntualizó la profesional.

La terapia o psicoterapia le ayuda y enseña al paciente maneras para sentirse con menos temor y ansiedad.

+ leídos

salud de tus dientes
10 hábitos que mejoran la salud de tus dientes
mayo 24, 2024
Dieta vegana
Hazte vegano solo unos días y notarás la diferencia
mayo 20, 2024
Yoga en casa: una disciplina milenaria en tu domicilio
mayo 10, 2024

También te puede interesar

Los ejercicios de Kegel fortalecen el suelo pélvico en hombres y mujeres. Descubre sus beneficios y cómo incorporarlos en tu...
Se trata de una etapa que llega sobre los 50 años, entre los 2 y 5 años previos se puede...
Detrás de este gesto que demuestra alegría y amabilidad, hay asuntos tan personales como la autoestima y la valoración propia....