7 síntomas de intoxicación por mercurio

Compártelo en:

Conozca cómo se puede producir una intoxicación en el cuerpo a partir de este elemento químico que se encuentra presente en varios alimentos y en el medio ambiente.

El mercurio es un metal pesado que se encuentra normalmente en la corteza terrestre y se presenta tres formas: elemental, inorgánico y orgánico. En su forma orgánica no es peligroso. Pero, según la revista especializada Investigación y Ciencia, el problema de intoxicación surge cuando ciertas bacterias lo descomponen en metilmercurio, que es lo que se encuentra en algunos pescados y mariscos.

La fuente de exposición menos común, el mercurio elemental, se produce al inhalar mercurio vaporizado. Las personas que están más expuestas son las que trabajan en la extracción de carbón o en una fábrica de productos que contienen mercurio.

Para la Organización Mundial de la Salud, estos son los síntomas más frecuentes cuando una persona presenta niveles altos de mercurio:

  • Pueden presentar problemas de memoria o ser más irritables.
  • Falta de coordinación, incapacidad para caminar, debilidad muscular, entumecimiento, sensación de “hormigueo”.
  • Dificultad para respirar.
  • Solo en caso de intoxicación por inhalar sus vapores provocaría dolores de cabeza, insomnio, mareos y, en casos más graves, ceguera y convulsiones.
  • Problemas bucales, como sabor metálico en la boca o encías hinchadas.
  • Fallos orgánicos, que en casos muy graves pueden causar la muerte.

+ leídos

Lactancia materna
7 mitos sobre la lactancia materna
febrero 27, 2024
Apego emocional
Seguro o inseguro: así puede ser tu apego emocional
febrero 20, 2024
Cáncer infantil
Prevenir el cáncer infantil: un desafío colectivo para que niños, niñas y adolescentes puedan cumplir sus sueños
febrero 8, 2024

También te puede interesar

El dolor de rodilla nos afecta a todos por igual. Conoce las causas, los síntomas y algunas recomendaciones para prevenirlo.
Una fruta deliciosa, rica en vitaminas y minerales, que cuenta con propiedades que contribuyen a prevenir algunos tipos de cáncer.
Aunque no necesite madrugar, no cambie mucho su horario para evitar indisposiciones emocionales, falta de energía o desequilibrios en salud.