Ejercicios para adultos mayores: ¿cómo armar su rutina? 

Compártelo en:

Nunca es tarde para comenzar una rutina saludable. Conoce las precauciones y recomendaciones que debes tener en cuenta al hacer ejercicio después de los 60 años.

 

En edades avanzadas, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, en los músculos o en el sistema óseo. Mantener una rutina de ejercicio suele ser una buena herramienta para prevenir este tipo de afecciones y conservar una buena salud física. 

Si bien el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades varía, dependiendo del sexo de la persona, estudios de UniSabana identificaron que las principales causas de muerte en adultos mayores son las fallas cardiovasculares, enfermedades respiratorias, diabetes y cáncer. Así que ejercicio regular en esta etapa puede ser clave para evitar estas afecciones. 

Diferentes estudios de la OMS revelan que las personas que realizan actividad física frecuente después de los 60 años, presentan una tasa de mortalidad menor que aquellos que no la incluyen en su rutina diaria; además de disminuir la probabilidad de sufrir de hipertensión, accidentes cerebrovasculares, diabetes tipo 2, cáncer de colon, cáncer de mama o artrosis.

¿Cómo empezar?

Es recomendable comenzar con series moderadas y aumentar paulatinamente su intensidad. De este modo, el cuerpo se acostumbra de forma orgánica a la actividad física, y se evitan lesiones, mareos o cansancio excesivo.  

Por otro lado, la OMS recomienda adoptar una rutina que integre tanto ejercicios aeróbicos como de fuerza, con el fin de beneficiar de igual manera la resistencia general y la fortaleza de los músculos. 

Ejercicios aeróbicos

Cinco días a la semana, sean 30 minutos de intensidad moderada o 20 a un ritmo más exigente. Algunos de los ejercicios que puede incluir en esta rutina son:

Ejercicios de fuerza

Mínimo dos días a la semana, rutinas de hasta diez ejercicios, cada uno de entre 10 y 15 repeticiones. Pueden realizarse con pesas medianas o pequeñas, o con el propio peso corporal. Entre los ejercicios más efectivos se encuentran:  

La actividad física debe complementarse con una dieta balanceada, rica en proteínas y minerales. La ingesta puede variar dependiendo del peso, el oficio y la rutina de ejercicios que realiza la persona.

+ leídos

Dieta vegana
Hazte vegano solo unos días y notarás la diferencia
mayo 20, 2024
Yoga en casa: una disciplina milenaria en tu domicilio
mayo 10, 2024
Control de tu voz
Toma el control de tu voz: consejos para cuidarla y mantenerla saludable
abril 26, 2024

También te puede interesar

La exotropía se refiere a un tipo de desvío o estrabismo, una patología que puede ser constante y ocurrir en...
Las infecciones a las que se enfrentan las personas con enfermedad renal avanzada incluyen patologías del tracto respiratorio inferior, infecciones...
Iniciarse en la vida sexual requiere de madurez y autonomía. En la adolescencia es primordial no dejar intervenir la presión...