Cómo sanar a través de las palabras con hoponopono

Compártelo en:

Ho’oponopono, el arte de sanar a través de las palabras

Gracias, te amo, lo siento y perdóname son cuatro mensajes capaces de traer paz en medio de un conflicto que tengamos resolver. Conoce su poder a través de una técnica que ha sido utilizada por siglos: el Ho’oponopono.

Existe una técnica milenaria cuyo origen nos lleva a Hawái y que se basa en la repetición de lo que podemos llamar decretos o palabras gatillo: el ho’oponopono, un arte ancestral de este territorio, el cual, a través de mantras, invita a las personas a sanar creencias limitantes, practicar el perdón, la reconciliación y el amor.

De acuerdo con los expertos, la voz ho´oponopono traduce «corregir un error» y en un inicio era una técnica practicada por chamanes hawaianos para dirigir una oración a su divinidad con el objetivo de sanar borrando las memorias y energías que causaban alguna situación disfuncional en sus vidas.

Quienes conocen de este arte señalan que, para empezar a practicarlo, es necesario aceptar la responsabilidad —concepto diferente a la culpa— que tenemos en cada una de las vivencias que hacen parte de nuestra vida, independientemente de cómo sean las circunstancias y el entorno de cada uno de nosotros.

Después de esta aceptación, aseguran, esta técnica de autosanación y cuidado limpiará memorias y emociones negativas que podamos experimentar con relación a un determinado problema.

La práctica del Ho’oponopono es muy sencilla y basta con realizar la repetición de las palabras gatillo, ya sea en voz alta o mentalmente, durante el tiempo deseado y a modo de mantra, siempre visualizando el propósito y deseo que se tiene. Repetir una u otra estará guiado por la intuición, situación y fe de cada persona.

Pero ¿cuáles son esas palabras gatillo? Si bien el ho’oponopono implementa distintas palabras, las principales y más utilizadas son: te amo, lo siento, gracias y perdóname, cuatro decretos que pueden ser repetidos en cualquier orden y que darán paso a la limpieza mental de pensamientos y poder hacer el tránsito hacia una paz interior.

Conoce algunos de sus decretos y atrévete a experimentar la paz que puede traer el ho’oponopono a tu cotidianidad:

Lo siento

Reconozco que algo ingresó en mi sistema cuerpo-mente y que esa situación me está generando algún malestar al que estoy enganchado.

Gracias

reconozco la oportunidad que tengo de cambiar la situación, agradezco y confío en que será resuelta.

Perdóname

me pido perdón por engancharme con determinada situación que me produce malestar.

Te amo

disuelve todo bloqueo que puede estar generando esa situación, a la que bendigo y que logro transmutar a través del amor.

Hielo azul

anula el dolor físico y emocional.

Llave de la luz

Ayuda a dar claridad en medio de enfrentamientos y frena pensamientos negativos.

Papel para moscas

Resuelve dificultades interpersonales.

Colibrí

activa la abundancia, ayuda a resolver problemas económicos y aumenta la prosperidad.

Llovizna

ayuda a trabajar situaciones relacionadas con falta de dinero y borrar miedos relacionados con dificultades económicas.

Flor de lis

Resuelve situaciones de conflicto que no dan paz interior.

Tiro del tapón

nos ayudará a liberarnos de aquello que nos cuesta dejar ir y que nos causa sufrimiento.

Punto cero

Activa la creatividad e inspiración.

Manto de luz

Activa una armadura de luz capaz de protegernos de todo mal.

+ leídos

Cita express: un servicio para tus prioridades de salud
abril 18, 2024
Migraña: un enemigo que no da espera
Migraña: un enemigo que no da espera
marzo 25, 2024
Salud mental en adolescentes y jóvenes: la importancia de expresar las emociones
marzo 20, 2024

También te puede interesar

Responde las preguntas del siguiente test y descubre qué tipo de hábitos tienes al alimentarte en tu día a día.
Explorar la empatía significa despertar la capacidad de ser generoso, solidario y compasivo por los hechos que les suceden a...
Las infecciones en la boca son dolorosas  y pueden provocar serios problemas de salud. Cepillado, dieta y visita periódica al...